Recupera la paz interior, la serenidad y la armonía natural

 

¿Sientes que el día a día te arrastra y ya no recuerdas la última vez que estuviste tranquila y relajada?

¿Tienes la sensación de estar metida en una espiral de hacer y hacer, hasta el punto de sentirte culpable si paras, descansas, y no haces nada «productivo»?

¿Te parece que dedicas la mayor parte de tu tiempo a «funcionar», pero te vas alejando cada vez más de ti y ya ni te conoces?

¿Es siempre tu respuesta al «Cómo estás» un agotado «A tope» o «Ahí vamos…»? O, peor aún, ¿ya ni siquiera sabes cómo estás, porque no te has parado a observarte y sentirte, y más bien funcionas con el piloto automático?

Yo creo que es el momento de cambiar algo. ¿Y tú?

¿Te imaginas vivir tu día a día libre de estrés, relajada y conectada contigo misma?

Soy Irene, y te ayudo a recuperar ese estado natural de paz, serenidad y equilibrio a través del Reiki y del Yoga.

 

Mi experiencia

Loto Verde - Recupera la paz interior, la serenidad y la armonía naturalHace algunos años yo estaba poco más o menos como tú, con sentimiento de culpa ante la sensación de improductividad, absolutamente desconectada de mí, de mi cuerpo, mis sensaciones, mis emociones y mis necesidades; con una ansiedad y un estrés que ni siquiera me permitían relajarme las pocas veces que lo intentaba, sin saber qué me gustaba hacer y qué no, simplemente porque no podía pararme a sentirlo y experimentarlo, agobiada cuando no tenía planes en la agenda que ocuparan mi tiempo libre… Hasta que la vida me paró en seco gracias a una experiencia que viví con mi perro y decidí que no podía seguir así.

Entonces, empecé a practicar Yoga, aunque lo hacía simplemente por hacer ejercicio y porque me sentaba bien al cuerpo, encontrándome más flexible, fuerte y tonificada. Y poco después me di cuenta de que, casi sin querer, me estaba cambiando la vida, y no sólo me encontraba físicamente muy bien sino que a nivel emocional y mental estaba mucho más tranquila.

Al año siguiente me inicié en Reiki, y otro año más tarde empecé a hacer terapia. A partir de aquí, todo empezó a cambiar, todo empezó a colocarse. Al bienestar físico se sumó el bienestar emocional, y una hermosa sensación de, por fin, tras muchos años de desconexión de mí misma, estar empezando a conocerme y a quererme de verdad, aceptándome y respetándome tal como soy, y dejando de creerme el personaje que me había montado, inconscientemente, para intentar agradar a todos.

 

Y por eso ahora quiero ayudarte a que tú hagas lo mismo que yo, con las mismas herramientas que utilicé yo.

 

¿Cómo me han ayudado el Yoga, el Reiki y las esencias florales?

Lo que me han dado el Yoga, el Reiki y el espacio terapéutico es común, así que soy incapaz de aislar sus efectos. Las tres me han dado el espacio para aprender a parar, a observarme, a sentirme, a conocerme, y todo eso se ha traducido en que ahora llevo una vida más consciente, estoy más en paz, serena, tranquila, y me siento muy bien conmigo misma. Me siento una persona coherente, tengo claros cuáles son mis valores y necesidades y vivo acorde a ellos, me muestro tal y como soy sin avergonzarme por ello, en cualquier contexto, y soy capaz de aceptar los vaivenes que me trae la vida con más calma, de una forma más equilibrada. Además, tengo relaciones más auténticas, más limpias, más sinceras, más sanas. Hace tiempo que me despedí de la angustia, que ahora me acompaña sólo en momentos muy puntuales. Y me siento mucho más libre, empoderada, dueña y responsable de mis decisiones, de mis sentires, y de lo que hago con mi vida. Claro que sufro, como todos los seres humanos, pero soy capaz de salir antes del pozo y reponerme con mayor entereza.

 

 

Lokah Samastah Sukhino Bhavantu

(Que todos los seres en todas partes sean felices y libres,

y puedan los pensamientos, palabras y acciones de mi propia vida contribuir de alguna manera

a la libertad y a la felicidad para todos)