Lokah Samastah Sukhino Bhavantu

“Que todos los seres en todas partes sean felices y libres, y puedan los pensamientos, palabras y acciones de mi propia vida contribuir de alguna manera a la felicidad y a la libertad para todos”

Según el Raja Yoga, los dos primeros pasos del sendero hacia la autorrealización son los Yamas y los Niyamas, la actitud hacia los demás y hacia uno mismo. Uno de los Yamas es Ahimsa, la no violencia, que no se refiere sólo al aspecto más físico, sino que también tiene en cuenta la violencia verbal, no herir con nuestras palabras. Vayamos un poquito más allá e incluyamos también el pensamiento, ya que nuestra mente emite una sutil vibración que es perceptible a otros niveles de conciencia. Somos lo que pensamos, dicen algunos. Creamos lo que pensamos, matizan otros.

Recordemos también que para el Dr. Edward Bach, la base de la compasión y del amor no es otra que la paz. Paz, Esperanza, Alegría, Fe, Certeza, Sabiduría y Amor, éstas son las 7 etapas de la curación según el médico galés. De nuevo, Ahimsa, el primer paso.

Recitar con frecuencia este mantra y meditar sobre él nos ayuda a ponernos en marcha en esta dirección, la dirección hacia el amor por todos y para todos. La vibración que produce en nosotros al cantarlo evoca una paz inmediata.

Imagen: Pinterest

Om Shanti, Shanti, Shanti.

Irene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *