Matsyasana. Cuando Holly tiene que abrir su corazón

Matsyasana, la postura del pez, es otra de mis posturas favoritas. Equilibrio perfecto entre actividad y relajación, entre interiorización y apertura. Es una de las pocas posturas en las que, estando el apoyo en las piernas, los isquiones y los brazos, la espalda queda en el aire, ofreciendo una total …